Wednesday 27 july 3 27 /07 /Jul 06:19

Es por todos conocida la utilización del cloro para mantener sanitizada el agua de las piscinas, y hasta el día de hoy es el procedimiento más popular que logra que piscinas públicas y privadas conserven el agua en buenas condiciones y además evita su derroche.

Características del cloro para piscinas

El cloro para piscina ejerce su acción bajo la forma de ácido y su función es destruir una gran cantidad de microorganismos presentes en el agua de las piscinas incluso después del filtrado.

Tipos de cloro

El cloro se puede presentar de distintas formas: en tabletas, en forma líquida o granulada.

  • El cloro líquido actúa con mayor rapidez que el resto, pero se evapora más rápidamente.

  • El cloro en tabletas actúa más lentamente y para su utilización es necesario colocar las pastillas de cloro dentro de las boyas clarificadora, ya que si la piscina es pintada decolorará la pintura.

  • El cloro granulado también daña la pintura. Si se trata de una piscina revestida, se puede utilizar cualquier tipo de cloro.

Dosificación del cloro para piscinas

Cloro líquido

El hipoclorito de sodio (cloro líquido) es muy recomendable para su uso en las piscinas, aunque su inconveniente es que debe colocarse diariamente.

Su dosificación es de 50cc. por cada 1.000 lts. de agua

Cloro Granulado

Este producto es poco soluble en agua. El ácido hipocloroso se desprende muy lentamente, lo que hace que la concentración de cloro sea constante durante mucho tiempo. El modo en que actúa este cloro es desde el fondo de la pileta hacia la superficie.

Su dosificación es de 10 grs. por cada 10.000 lts. de agua.

Pastillas de disolución lenta

Este tipo de cloro es el más utilizado en las piscinas por ser de lenta disolución. Para su utilización se coloca en las boyas dosificadoras, asegurando de manera efectiva una permanente presencia de cloro.

Su dosificación es de 400 grs. por cada 30.000 litros de agua.

El nivel de cloro en la piscina debe ser controlado períodicamente por medio de un medidor de cloro y debe encontrarse entre 1 y 1,5 ppm. Si se encuentra debajo de esta medida se debe hacer un tratamiento de shock para nivelarlo.

En ciertas oportunidades se hace necesario reforzar la dosis de cloro, duplicándola. Esto se realiza cuando hay muchos bañista, más aún si se trata de niños, después de lluvias o si el calor fue muy intenso, ya que las altas temperaturas permiten que el cloro se evapore con mayor rapidez.

Si el tratamiento del agua con cloro se realiza con seriedad y en forma responsable, lo mismo con la utilización de los demás productos complementarios, como los alguicidas, y las renovaciones períodicas por la realización de la limpieza del barrefondo, el agua se puede mantener en perfectas condiciones, sin tener necesidad de cambiarla de un año a otro.

Piscina
Por Elifa - Publicado en: Jardín y exterior
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Volver a la página principal
 
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso